Las joyas hechas a mano están cada vez más demandadas. Hoy en día buscamos atención personal, además de un mimo que solo los artesanos pueden dar. ¡Pero hay muchas cosas que no se sabe del proceso! Por eso, hoy, te las enseñamos.

5 cosas que no sabías de las joyas hechas a mano

La joyería artesanal es muy diferente de las producidas en masa. Tienen otra forma de hacerse, materiales e, incluso, atención. Por eso, queremos mostrarte 5 cosas que no sabías sobre ellas. ¡Y las razones por las que deberías decantarte por estas!

1. No se produce en masa

La joyería artesanal las hace un fabricante o artesano con sus propias manos. Es decir, no utiliza una maquinaria de producción en masa que hace todo el trabajo. Ellos sueldan las piezas, las tallan, las moldean y demás sin utilizar unas máquinas que las produzcan en serie.

¿Qué conlleva esto? Que mientras una máquina puede hacer cientos de piezas por hora, los artesanos hacen una cantidad más pequeña de esas mismas joyas. Lo que significa que se hacen con más mimo y, además, son más exclusivas.

 2. El tiempo

La consecuencia directa de que no haya máquinas involucradas en el proceso es el tiempo que se tarda en hacer una pieza. Los artesanos no tardan unos segundos en fabricar cada pieza, sino que se toman su tiempo para hacer un trabajo minucioso y lleno de detalles. Ya no es solo su fabricación, sino también el diseño y los materiales, por lo que puede tomar, incluso, semanas hacer las joyas hechas a mano.

3. Los materiales

Los materiales que se utilizan en las joyas hechas a mano son de mayor calidad que en una producción masificada. En este tipo de fabricación, lo que el artesano busca son materiales buenos, duraderos y que hagan que la joya sea algo más.

Es complicado saber qué aleaciones han utilizado en algo masificado, pero en lo artesanal no. Cada fabricante cuida este detalle, además de muchos otros, para crear piezas bien cuidadas. Además, también tienden a utilizar materiales locales, como nuestro Colgante Gema Olivina, que tiene una piedra preciosa autóctona de las islas.

4. Ser sostenibles

Otro elemento que vas a encontrar en las joyas artesanales es que se busca ser sostenible y que los materiales tengan un origen ético. Esto hace que los precios crezcan, ya que suele significar más costos, pero sabemos lo importante que es.

Además, ser sostenibles también va de la mano con utilizar unos materiales de la máxima calidad y de proveedores éticos. Hacer productos a menor escala siempre va a significar una mayor calidad, porque se sigue y se controla el proceso desde que se comienza hasta que se termina. Esto hace que no haya nada de mala calidad, ya que el artesano está orgulloso de sus creaciones.

5. De fabricación local

En De Lo Más Chic podemos asegurar que cumplimos estos puntos. Además, todo lo fabricamos de manera local y aprovechamos los materiales buenísimos que nos ofrecen las islas de Gran Canaria. Y si vives aquí, ayudarás a reducir la huella de carbono al comprar a productores locales.

Apoyar a los locales autóctonos tiene un valor añadido en las joyas hechas a mano. No solo estás comprando algo único, sino que apoyas a tiendas de tu tierra. Y te aseguras de que nadie tenga el mismo que tú, ya que en este proceso artesanal nunca se hacen dos piezas iguales.

Cuando vayas a comprar joyas hechas a mano, no dudes en recordar que son una buena inversión. En De Lo Más Chic tenemos una gran colección de joyas hechas con mucho mimo. ¡Visita nuestra tienda!