No hay nada más hermoso que una joya brillante, limpia y bien cuidada. Aunque a todos nos gusta que nuestras joyas luzcan de esa forma, en ocasiones vemos opacado su brillo. ¿Estamos haciendo algo mal? ¿Hay algunos trucos para que se vean nuestras joyas bien cuidadas? Sí que los hay y ¡te los contamos!

Tips para que tus joyas se vean bien cuidadas

Es cierto que hay joyas más delicadas que otras, pero en lo general, todas ellas pueden verse mucho mejor si sigues los consejos que te daremos a continuación. Ten en cuenta que, con respecto a la limpieza, cada joya necesita un cuidado distinto. Por ejemplo, se recomienda el bicarbonato para la plata, pero no para el oro. Sin más, recuerda estos consejos al usar tus joyas: 

Póntelas siempre tras el uso de cosméticos

Si vas a maquillarte, pintarte el pelo, echarte laca o ponerte colonia, hazlo sin joyas. Si las tienes puestas, quitátelas, y si piensas en ponértelas, hazlo después de usar esos productos. Es cierto que no va a pasar nada porque un par de veces le caiga colonia o laca a nuestro collar, pero si se convierte en algo habitual, pueden perder su brillo. 

No uses productos de limpieza con ellas

Si buscas ver tus joyas bien cuidadas, evita los productos de limpieza mientras las llevas puestas. y no hablamos solo de los más fuertes y químicos, sino incluso los más suaves como pueden ser el lavavajillas. Ten especial cuidado con el amoniaco, el yodo o el mercurio que contienen muchos de estos productos de limpieza. 

Olvida las joyas al hacer deporte

Ya sea que vayas al gym o hagas deporte al aire libre, deja las joyas en casa, ya sean pulseras, anillos u otras. El sudor es muy ácido y daña los metales afectando al brillo natural de estos. Por otro lado, si practicas deporte en el gimnasio, es posible que dañes la forma de tus joyas cogiendo pesas o haciendo otros movimientos. Para evitar riesgos y que tengas joyas bien cuidadas, déjalas en casa. 

Haz una limpieza correcta

Como te dijimos antes, cada joya necesita una limpieza diferente. Limpiar cada una de ellas de la manera correcta es la mejor forma de que veas tus joyas bien cuidadas. Se recomienda tener la costumbre de, tras su uso, eliminar restos de suciedad con un paño seco. No obstante, también se necesita una limpieza profunda de vez en cuando. Por ejemplo, puedes limpiar la plata con bicarbonato o lavavajillas y agua; el oro, con agua tibia y jabón suave; y los diamantes con una solución de 3/4 de agua tibia con una parte de amoniaco. 

También se puede usar algodón mágico para piezas de plata o alpaca con brillo, mientras que la solución de bicarbonato se recomienda para acabados mate. 

Guárdalas cuando termines de usarlas

Un error muy común es mezclar todas las joyas en una caja o incluso dejarlas fuera en el mueble. Si quieres ver tus joyas bien cuidadas, guarda las joyas correctamente. Mete cada una en su caja cuando hayas dejado de usarlas, y cierra las cajas. Si no las tienes, busca algún recipiente en que puedas poner todas bien separadas y tapadas con un paño suave. 

¿Ya has anotado todos los trucos para que tus joyas se vean bien?